Aprender a aprender

Ninguna persona que tiene una empresa puede quedarse sólo con lo que sabe.  Lo que sabes te ayudó a comenzar tu negocio, lo que te mantendrá en él es lo que sigues aprendiendo en el camino.

El camino del aprendizaje es uno excitante que nunca deja de sorprenderte.  ¿Lo mejor de todo? Que cada cosa que aprendes se puede aplicar en tu negocio y hacer que crezca cada día más.

Los que nos dedicamos a los eventos no podemos dejar de aprender.  No sólo del área específica a la que nos dedicamos sino de la vida en general.  Por ejemplo, una organizadora de eventos no sólo tiene que aprender a hacer el timing de una fiesta.  Una organizadora debería aprender de muchas cosas que le serán muy útiles especialmente si el target de clientes con el que trabaja o desea trabajar es uno de poder adquisitivo alto.  Este tipo de cliente, en general, tiene un amplio conocimiento de gastronomía, le gusta viajar, quizás habla varios idiomas.  A una organizadora no le vendría nada mal tomarse un curso sobre vinos, por ejemplo.  Esto la capacitará para tener un conocimiento que luego podrá trasladar a las conversaciones con sus clientes.  Un cliente amante del vino apreciará de gran manera que entiendas el vocabulario del vino y le ayudes a encontrar el maridaje perfecto entre el plato que quiere servir y la bebida para acompañarlo.

La persona que realiza una fiesta está poniendo no sólo el corazón sino también el dinero en ella.  Nosotros debemos estar preparados para ofrecerles las mejores opciones para agasajar a sus invitados a la vez que muestra sus gustos y pasiones en la fiesta.

Estar vigente en el negocio requiere tener siempre los ojos (y la mente) abiertos al mundo que nos rodea, requiere también un gran grado de humildad para sentarse en la clase de otro y aprender algo.

Si eres florista, haz un curso de alguna técnica nueva o milenaria para armar arreglos florales, si eres ambientador toma algún curso de iluminación, si diriges un catering no te vendría mal invertir en algún curso especializado de pastelería, chocolatería o cocina francesa, entre otras.

El punto acá es que nunca dejes de aprender.  Porque en el momento en que piensas que te lo sabes todo, en ese momento dejas de ser, de ser pertinente y creativo, de ser un innovador.

¿Hace cuánto que sientes que no aprendes nada nuevo? ¿Qué sientes que tienes que aprender?

TODOS tenemos algo que aprender.  Si contestas a mi pregunta que no hay nada nuevo que aprender, que en realidad otros deberían aprender de ti… uf, mejor lo dejo aquí.

 

Anuncios
Etiquetado , , ,

El año del orden

Justo terminándose el 2012 le asignamos al 2013 el nombre del “Año del orden”.  Si bien uno espera el éxito de su empresa, a veces piensa que no será así y el desorden del éxito termina arropándote.

El orden es necesario para el éxito.  Hoy pienso es una de las cosas esenciales no sólo para lograrlo sino para mantenerlo.  El orden es la base de las cosas que funcionan.  Saber dónde está cierto papel es imprescindible para no perder tiempo.

Esta pasada Semana Santa decidimos que aprovecharíamos todos los días feriados para ordenar todo lo que estaba desordenado: cientos de hojas de pedidos ya entregados, factura de compras y ventas…entre otros papeles y documentos.  Ya el miércoles de la Semana Santa habíamos llegado a la meta de facturación del mes así que decidimos que no abriríamos a los clientes durante los feriados de Semana Santa.  Era la primera vez que “perdíamos” un feriado para vender pero era necesario.  Algunos errores se cometieron por falta de orden.  El éxito nos había sobrepasado y era tiempo de tomar el toro por los cuernos. 

El orden requiere pensar.  Ir a la librería y comprar 20 carpetas no soluciona las cosas.  Hay que pensar, talento cada vez más en extinción.  Qué va en cada carpeta, para qué hacer la carpeta, nombre de la carpeta, fechas que cubriría, etc.  De pronto te encuentras frente a 10 carpetas vacías y una montaña de papeles para ordenar.  Tedioso, latoso, aburrido pero NECESARIO.  Ahora, a dos días de que termine este feriado ultra largo Brides & Smiles y B&S  Design Studio están listo para seguir adelante. Todo está ordenado.  Ahora sabemos dónde está cada papel que tiene que ver con nuestras empresas.

El orden te ayuda a:

  • Encontrar las cosas cuando las necesitas.
  • No perder tiempo buscando algo que debes tener a mano.
  • Enfocarte en producir en vez de buscar, buscar y buscar por horas.
  • Mantener procedimientos y estructuras.
  • Crear.
  • No improvisar o ceder en cosas que te hacen perder dinero simplemente porque no tienes las cosas ordenadas.

El desorden te hace ver que algunas cosas se hicieron mal y tienes que tener la madurez de entenderlo para poder cambiarlas.  Quizás algunas políticas que pensaste desde el principio no funcionaron y tienes que cambiarlas.  Eso requiere humildad, escuchar a los que trabajan contigo y aceptar que sus opiniones también valen porque ellos también están trabajando tu empresa.

Hace muchos años leí que cuando uno sacude el polvo es inevitable que alguien se ponga toser, incluso el dueño de la empresa. 
Por ahora estoy hablando sólo de papeles revueltos pero esta frase y el orden volverán a ser parte de algún post.

Por ahora,  ¿está el desorden evitando el crecimiento o el buen desempeño de tu empresa? ¿Qué estás haciendo para ordenarte? ¿En qué áreas necesitas ordenarte?

Anuncios